DESCUBRE NUESTROS PROYECTOS

ENZIVANIL

El proyecto “DESARROLLO DE VAINILLINA MEDIANTE UNA NUEVA VIA ENZIMÁTICA A PARTIR DE CÁSCARA DE ARROZ” (ENZIVANIL) realizado en Abrera con un presupuesto de 321.362€ ha comenzado en octubre 2021 y finalizará en septiembre 2023 ha sido ha sido cofinanciado por el CDTI y por fondos FEDER.

 

El uso de la vainillina es de importancia caudal en la industria de los aromas tanto por la amplia versatilidad de uso en los diferentes alimentos aromatizantes, como por el incremento de la demanda en su forma natural. La cual ha aumentado la importancia en ventas debido al alto precio con el que puede llegar a comercializarse. Además, actualmente, al ser importada se generan residuos de embalaje y transporte prescindibles. En este proyecto se propone el desarrollo de vainillina a partir de ácido ferúlico original de la cáscara de arroz. El objetivo principal es desarrollar vainillina natural que sea clasificada como natural, según normativas de UE y EUA, por lo que se desarrollará un sistema enzimático capaz de sintetizar vainillina a partir del ácido ferúlico. Este sistema propuesto consta de dos enzimas que serán producidas de forma recombinante en el sistema de expresión Komogatealla phaffii (Pichia pastoris). Además, se inmovilizarán los enzimas para que puedan ser reutilizadas repitiendo la misma reacción y así aumentar el rendimiento del biocatalizador.

Finalmente, se realizará un estudio de aplicación en alimentos representativos, como licores, magdalenas, flanes y helados; para validar a nivel sensorial la vainillina sintetizada por vía enzimática. Se prevé que la incorporación de este nuevo proceso productivo sea de un alto impacto des del punto de vista tecnológico, económico y en términos de sostenibilidad.

 

 

 

DECARBOFARM

 

DECARBOFARM está estudiando y desarrollando sistemas productivos más eficientes, resilientes a los efectos del cambio climático, y además que ayuden a paliar los efectos de este cambio por actuar como auténticos sumideros de CO2.

DECARBOFARM investiga como aumentar la sostenibilidad y resiliencia del cultivo de tomate que permita contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático. Utilizando esta especie de alto valor económico como modelo, se trabaja en mejorar el cultivo frente a condiciones de estrés biótico como el ataque de patógenos y/o estrés abiótico como aumento de la temperatura, déficit hídrico y nutricional, salinidad o pérdida de fertilidad de nuestros suelos, todos ellos exacerbados por el cambio climático.

En concreto, se presenta un sistema de producción sostenible mediante el empleo de nuevos bioproductos, microorganismos beneficiosos y portainjertos adaptados a estos estreses. Prima el mantenimiento o aumento de los rendimientos de cosecha y calidad, pero con un impacto global menor.

El sistema propuesto será más eficiente minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero al reducir el uso de insumos como agua, fertilizantes y fitosanitarios. Se estudia la introducción e hibridación de diferentes especies de planta de tomate tanto autóctonas/tradicionales como silvestres para aumentar y recuperar la biodiversidad. En este sentido se espera obtener una mejora del balance de CO2, aumentando su fijación en la planta y en el contenido de carbono biogénico en el suelo. El proyecto tiene una visión global, se aborda desde tres perspectivas complementarias y sinérgicas llevadas a cabo por cuatro empresas: HAUSMANN, TECNICROP, UNIGENIA y SICOP en colaboración con dos OPIS: CEBAS-CSIC en el que participan 3 grupos con abordajes complementarios y multidisciplinares y la Universidad Politécnica de Valencia

 


Objetivos

 

  • Utilizar técnicas de extracción de flavonoides y microorganismos partiendo de subproductos de material vegetal para su aplicación en la agricultura y alimentación.
  • Estudiar los beneficios de las aplicaciones de flavonoides en las asociaciones planta-microorganismo y vías de señalización para aumentar la eficacia de la fertilización con el fin de obtener mejoras sustanciales en el rendimiento, fijación de CO2 y reducción de las emisiones.
  • Desarrollar nuevos portainjertos a partir de biodiversidad silvestre y ecotipos antiguos bien adaptados para aumentar el uso eficiente de agua y fertilizantes, y aumentar la resiliencia frente a su escasez y otras condiciones del cambio climático.
  • Establecer marcadores moleculares y fisiológicos de la planta y el suelo que nos determinen un mayor crecimiento, producción y resistencia a estreses abióticos.
  • Utilizar técnicas de bioingeniería para promover plantas más productivas y resilientes ante los estreses bióticos (acción patógenos) y abióticos (salinidad, estrés hídrico y nutricional).
  • Evaluar de modo conjunto y sinérgico la aplicación de flavonoides, microorganismos beneficiosos sobre portainjertos de tomates más eficientes en el uso de recursos, mejorando o manteniendo producción de tomate de un modo más sostenible, aumentando la fijación de carbono y nitrógeno en los suelos, lo que redundará en la reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero relacionados con el ciclo del carbono (CO2 y CH4) y nitrógeno (N2 y N2O).

Este proyecto ha sido subvencionado por el CDTI y recibe el soporte del Ministerio de Ciencia e Innovación.

 

Participantes